Google+

martes, 6 de noviembre de 2012

Tipos de fetichismo en prendas íntimas femeninas

hombres que usan lenceria femenina
Aunque el común denominador de este fetichismo son las prendas íntimas, he decidido hacer una clasificación en base a lo que hacemos con la lencería.


Coleccionista:
Es aquel hombre que tiene el gusto por almacenar las pantaletas o brassieres. El solo hecho de tenerlos para observar, sentir u oler siente una gran satisfacción. Suele tener una gran número ropa íntima femenina y puede ser robada (ver artículo ¿Has robado ropa íntima femenina?). Aquí entrar los que disfrutan de la burusera. Otro factor es que son menos a comparación que el grupo que veremos a continuación.

Travestista variante 1:
Es aquel hombre que usa las lencería femenina únicamente cuando se siente exitado y va a masturbarse. Como es durante el acto sexual, suele usar ligueros, tangas o pantaletas de encaje, babydolls u otro tipo de disfraz erótico.

Travestista variante 2:
También contiene cierto grado se exitación sexual, pero a diferencia del primer grupo, muchos llevan ropa íntima femenina debajo de su ropa de hombre y así realizan sus actividades cotidianas como el trabajo, ir al supermercado etc.

Voyeurista:
Para todos los hombres que disfrutan de grabar a mujeres bajo sus faldas. Esto no implica que ellos las usen, pues para muchos también aprecian que la mujer en cuestión no tenga ropa interior cuando es grabada. Los lugares más comunes son autobuses, vestidores, probadores, parques o lugares concurridos.

2 comentarios:

  1. Me inicié en esta actividad a los 15 años cuando, por mera curiosidad de adolescente, me probé unas pantaletas de mi madre y descubrí lo encantador que puede ser. Quedé atrapado y durante muchos años fui trasvestista de la variante 1. Al principio tomaba "prestado" y varias veces robé de casas vecinas o de unas primas. Después aprendí a comprar. Pero la experiencia era sexual, me masturbaba y terminaba tirando las cosas motivado por el sentimiento de culpa. Así gasté muchísimo dinero. Con el paso del tiempo y la llegada del Internet entendí que hay muchos hombres en este mundo que disfrutan genuinamente de lo mismo que yo y que no tiene nada de malo; solamente es "diferente". Ya sin el complejo de culpa descubrí la verdadera belleza de usar ropa íntima femenina de manera cotidiana. Ahora, más que sexual, la vivencia es sensual. Hoy en día, como trasvestista de la variante 2 llevo puesto todo el tiempo un conjunto de pantaletas completas, medias y liguero debajo de mis pantalones. Hasta puedo dormir con todo puesto pues es exquisitamente cómodo. Me gustan las pantaletas completas de lycra tipo "control" por el "abrazo cariñoso" (Vicky Form, Ilusión o Berlei), medias Activa de Cannon (denier 70) y ligueros de 6 tirantes con broches y ajustadores de metal que son comodísimos, se mantienen en su sitio y compro en www.stockingshq.com (UK). Mi mujer sabe perfectamente de mis gustos (imposible esconder una colección de 45 pantaletas, 14 ligueros y 7 pares de medias) y, aunque no le encanta, lo tolera razonablemente y hasta me permite usar un cajón de mi lado del closet para guardar mis tesoros que cuido con mucho cariño. Lavo todo a mano con Vel Rosita lo que conserva en muy buen estado todas mis valiosas prendas.

    ResponderEliminar

Share It